Sondeos de agua y huertos

Los sondeos de agua consisten en la realización de un exhaustivo estudio de todo tipo de terrenos y en la perforación de la tierra para la detección y extracción de agua subterránea. Es un método al que han recurrido muchas personas que, en tiempos de crisis, se han convertido en agricultores amateurs aunque, durante años, esta práctica ya era conocida y utilizada frecuentemente en chalets, piscinas, jardines, superficies industriales, etc.
Bajo nuestros pies, bajo el suelo que pisamos, se esconde, sin duda, una importante fuente de vida y de energía inagotable: el agua. Acceder a ella requiere en muchos casos realizar, como decíamos, sondeos de agua que presentan otra gran ventaja, permiten alcanzar grandes profundidades a un coste mucho inferior si lo comparamos con cualquier otro tipo de captación.
Los sondeos de agua que sirven como abastecimiento de huertos son la mejor manera de regar regularmente hortalizas y verduras. Por este motivo, disponer de agua propia nos permitirá conseguir un mayor ahorro económico en la compra del mes. Además, nos aseguraremos de que los alimentos que consumimos y que ponemos encima de la mesa no contienen ningún producto químico que nos perjudique, disfrutando de una alimentación más variada.
Para ponerlo en práctica es necesario recurrir a profesionales en este campo que dispongan de los medios y aparatos apropiados para tal fin: un elemento de rotura del terreno, un motor de accionamiento, un sistema de eliminación de detritus, un sistema de mantenimiento de las paredes de la obra, etc.
Empresas como Gómez e Hijos se han especializado en perforaciones de suelo. 30 años de experiencia le avalan, en este caso, como un referente capaz de determinar si el terreno sobre el que queremos trabajar cuenta con las características suficientes para garantizar un aprovechamiento óptimo del agua subterránea: saber si es de calidad el líquido a extraer, establecer unas previsiones sobre el comportamiento futuro del acuífero, etc. Todo ello, nos ayudará a conocer la viabilidad de nuestro proyecto, ya sea un huerto o una piscina.