Estudios y técnicas para perforaciones geotérmicas

La energía geotérmica es el recurso que mejor se adapta a las necesidades de climatización de viviendas unifamiliares y edificios, independientemente de su tamaño.
A la hora de explotar un recurso geotérmico es necesario comprobar su existencia, localización y características con el objetivo de determinar su potencial energético. La complejidad y envergadura de los estudios previos que hay que asumir, así como la técnica de perforación geotérmica, depende del tipo de recurso a explotar.
Se diferencian dos tipos de energía geotérmica: somera y profunda. El límite entre una y otra se establece en los 400 metros bajo la superficie. La mayoría de las explotaciones geotérmicas requieren de un sondeo de producción que permita elevar el agua caliente y/o el vapor hasta la superficie.

TÉCNICAS DE SONDEO

De todos los métodos existentes actualmente para realizar perforaciones geotérmicas, el más sencillo y antiguo es la percusión con cable. En España es la técnica de sondeo más utilizada para captar agua, hasta 600 m de profundidad.
Consiste en fracturar la roca mediante una herramienta denominada trépano que se cuelga de un cable de acero y se eleva para dejarla caer repetidamente. Los fragmentos que quedan en el fondo se extraen mediante una cuchara cilíndrica hueca, provista de una válvula de retención en su fondo.

La perforación a rotopercusión con martillo en el fondo del sondeo es otro método eficaz para terrenos duros y homogéneos y profundidades de hasta 300 metros. Esta técnica emplea el envío de aire comprimido a alta presión para provocar el ascenso de los detritos de perforación hasta la superficie.

El método más empleado es el de perforación por rotación o “rotary”, mediante equipos autónomos montados sobre camión o en grandes plataformas, dependiendo de la profundidad del sondeo.
Como comentamos antes, la complejidad de los estudios previos necesarios para poder aprovechar el recurso dependerán de la potencia que se tenga que suministrar, de la técnica elegida, de las horas de funcionamiento anual y del tipo de demanda (calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria).
Si quieres saber más sobre perforaciones geotérmicas te invitamos a que contactes con nuestro equipo de profesionales llamando al número de teléfono 649 977 811 o cumplimentando este formulario de contacto.

Un sondeo para geotermia

¿En qué consiste la energía geotérmica? Su origen está en el calor que se origina en el interior de la Tierra que tenemos a nuestros pies. Con un correcto aprovechamiento del mismo conseguiremos obtener esa energía, pero para poder acceder a ella es necesario recurrir en la actualidad a los distintos métodos de perforación y a empresas con experiencia en pozos y sondeos en Toledo, como por ejemplo: Gómez e Hijos.

El uso de este tipo de energía se ha extendido y, junto a la energía solar y eólica, se ha convertido en una de las alternativas más económicas para reducir el consumo energético, disminuyendo los costes. De ahí, su implantación en nuestros edificios y viviendas. Pero no es la única ventaja. La geotermia es una energía renovable que, gracias a que la temperatura de la tierra se mantiene constante, se ha convertido además en una fuente infinita de energía.

Y al igual que el resto de renovables, resulta imprescindible realizar una pequeña inversión inicial para la perforación de los pozos y sondeos y para la instalación de las sondas por donde circulará el líquido. Sin embargo, ejecutar esos sondeos no es tarea fácil y se requiere de unos conocimientos técnicos de los que disponen los especialistas, que se valen de dos métodos para la captación del calor: uno vertical, que consiste en la realización de un pozo de unos 50 metros donde se alojarán las tuberías, y otro horizontal en el caso de que no se puedan llevar a cabo las perforaciones o no se cuente con superficie suficiente para alojar los tubos.

Para que os hagáis una idea, el ahorro de energía en calefacción, aire acondicionado y agua caliente con este sistema puede llegar a alcanzar el 75 por ciento. Un dato muy interesante que ha dado lugar a que la mayor parte de las viviendas de nueva construcción hayan optado por la energía geotérmica. Por lo que no es de extrañar, sin necesidad de recurrir a un vidente, predecir una mayor implantación de estos sistemas en España.

Así que si estás interesado en la energía geotérmica, contacta con Gómez e Hijos, una empresa de pozos y sondeos en Toledo.